Dire Straits

Dire Straits

Dire Straits fue una banda de rock británica, fundada en 1977 por Mark Knopfler (guitarra y voz), David Knopfler (guitarra), John Illsley (bajo) y Pick Withers (batería), con Ed Bicknell como director. Se disolvió en 1995. En 1973, tras graduarse en filología inglesa en la Universidad de Leeds, Mark Knopfler, un joven escocés de Glasgow, decide trasladarse a Londres para intentar hacerse un hueco en el panorama musical. Los primeros pasos del joven Mark en la capital los da con una banda de R&B llamada Brewer’s Droop con la que hace algunas grabaciones en los Rockfield Studios, propiedad de Dave Edmunds, y participa en unos cuantos conciertos en colegios y otros clubs. Es en esta banda donde conoce a Pick Withers, experimentado batería que impresiona muy gratamente a Mark.

En 1976, Mark decide formar con amigos una banda que se hace llamar Café Racers con la que toca en pubs y escuelas cercanas al colegio donde imparte clases. Por esas fechas, su hermano menor David se traslada a Londres y, tras unas semanas alojado en casa de Mark, acaba viviendo en Farrer House, donde comparte un piso con un bajista llamado John Illsley. Una mañana, al regresar a casa después de haber estado fuera toda la noche, John Illsley se encuentra a Mark durmiendo en el suelo del salón. Fue el primer encuentro entre ambos poco antes de su primera actuación juntos, una noche en la que el bajista de Café Racers estaba enfermo Mark le pide a John que le sustituya, dando comienzo a una larga y estrecha colaboración.

Dire Straits

En abril de 1977, Mark deja su piso de Buckhurst Hill y se traslada a vivir con David y John a Farrer House. Los tres compañeros dedicaban buena parte de su tiempo libre a ensayar en el apartamento composiciones propias, principalmente de Mark Knopfler. Fue entonces cuando deciden formar un grupo, aunque les falta un batería. Mark piensa en seguida en el antiguo componente de Brewer’s Droop, Pick Withers, con quien había tocado en 1973 y que considera ideal para el tipo de música que hacen. Tenía experiencia ya que había tocado con The Primitives y una buena reputación como músico de estudio. La llegada de Pick Withers, además de aportar experiencia profesional en el mundo musical permite completar una verdadera banda de rock, una vieja aspiración de Mark. Las dotes de Mark como músico y compositor se ponen de manifiesto desde un principio, así como su personalidad y su exigencia en conseguir un estilo musical que les distinga del resto. Poco a poco se va erigiendo como líder de la incipiente banda.

El 27 de julio de 1977 el grupo graba una maqueta de cinco canciones tras reunir las 120 libras que costaba entonces su producción. Las canciones incluidas en ella eran Wild West End, Down to the Waterline, Water of Love, Sacred Loving y el que sería su mayor éxito, Sultans of Swing. La maqueta acaba en las manos de Charlie Gillet, crítico musical londinense y conocido de John Illsley, que queda gratamente impresionado con la música que recibe y decide emitirla en el programa Honky Tonk que presentaba por aquel entonces en la BBC Radio London. Desde ese momento, ejecutivos de diferentes compañías empiezan a buscar a los autores de aquellos temas, entre ellos John Stainze, responsable del departamento de A&R de la casa discográfica Phonogram Records, de quien se dice que estaba duchándose la primera vez que los escuchó en la radio.

Unas semanas después, Dire Straits participa en el Clapham Common Festival, dos conciertos presentados por el propio Gillet y organizados por su programa de radio para promocionar a pequeños grupos musicales. Tras su actuación en el festival, consiguen un contrato para tocar regularmente en dos clubes londinenses de mayor reputación, el Rock Garden y el Hope and Anchor, lo cual permite que la situación del grupo vaya mejorando poco a poco. Los honorarios que reciben les permite cubrir gastos aunque sin lujos, ya que buena parte lo emplean en conseguir un buen sonido en sus actuaciones.

Dire Straits

Por fin, a finales de 1977 los Dire Straits consiguen salir del circuito de pequeños locales y dar el salto al mundo de la industria discográfica. El 9 de diciembre, coincidiendo con su última actuación en el Hope and Anchor firman un contrato exclusivo para el sello Vertigo Records de Phonogram Records de John Stainze, quien inmediatamente se pone a trabajar. Ed Bicknell, mánager de grupos que entonces trabajaba para la agencia de giras y espectáculos NEMS, recibe la petición de Stainze de que consiga algunos conciertos para los Dire Straits. Tras oír una de sus actuaciones en el Dingwalls Club, Bicknell llega a un acuerdo para representar oficialmente a la banda y les coloca como teloneros en la inminente gira británica del grupo norteamericano Talking Heads. Entre el 20 de enero y el 5 de febrero de 1978 dan 16 conciertos, recibiendo críticas tan favorables que no tardan en grabar su primer disco. Después vino la fama mundial y el exito multitudinario……

Reproductor

 

 

Los comentarios están cerrados.